Vehículos autónomos con visión de Rayos X

La seguridad vial es el factor crítico determinante en el despliegue definitivo de vehículos autónomos por carreteras y ciudades, una vez que la red 5G permite la conectividad de millones de coches con mínima latencia y procesos en la nube con Edge Computing. Investigadores australianos han desarrollado una tecnología que permite a los coches sin conductor rastrear a los peatones en movimiento escondidos detrás de los edificios o a los ciclistas ocultos por automóviles, camiones y autobuses. Lo han definido comparándolo con los Rayos X o la visión de Supermán. 

El vehículo autónomo propuesto utiliza herramientas que cambian el juego y le permiten »ver el mundo que lo rodea utilizando una visión de rayos X que penetra hasta los puntos ciegos de los peatones”. 

Las aplicaciones de este sistema, que están siendo comercializadas por Cohda Wireless, involucran una tecnología emergente y prometedora para sistemas de transporte inteligente (ITS) llamada percepción cooperativa o colectiva o CP por sus siglas en inglés (cooperative or collective perception).

Mediante el uso de unidades de intercambio de información ITS en la carretera (‘estaciones ITS’), los vehículos pueden compartir lo que ‘ven’ con otros mediante la comunicación de Vehículo a X (V2X).

Los ingenieros y científicos que desarrollan la tecnología dijeron que podría beneficiar a todos los vehículos, no solo a los conectados a dicho sistema.

«Este es un cambio de juego para los vehículos autónomos y operados por humanos, y esperamos que mejore sustancialmente la eficiencia y la seguridad del transporte por carretera», dijo el profesor Eduardo Nebot del Centro Australiano de Robótica de Campo.

“Usando la percepción colectiva, el vehículo conectado pudo rastrear a un peatón obstruido visualmente por un edificio. Esto se logró segundos antes de que sus sensores de percepción local o el conductor pudieran haber visto al mismo peatón a la vuelta de la esquina, lo que le dio tiempo adicional al conductor o al sistema de navegación para reaccionar ante este peligro de seguridad «, reveló. 

Otro experimento demostró cómo la percepción colectiva podría permitir que los vehículos interactúen de manera segura con los peatones que caminan, con la respuesta del vehículo basada en la información de percepción proporcionada por la estación ITS al borde de la carretera.

El proyecto de tres años también demostró el comportamiento esperado de un vehículo conectado cuando interactúa con un peatón que corre hacia un área de cruce designada. 

El investigador principal del proyecto, el Dr. Mao Shan, dijo que la investigación confirmó que el uso de CP podría mejorar la conciencia de los usuarios vulnerables de la carretera y la seguridad en muchos escenarios de tráfico. 

“El seguimiento de peatones, la predicción, la planificación de caminos y la toma de decisiones se basaron en la información de percepción recibida de las estaciones de ITS al borde de la carretera. La percepción colectiva permite a los vehículos inteligentes romper las limitaciones físicas y prácticas de los sensores de percepción a bordo».

Los investigadores aseguran que su desarrollo es efectivo: “Nuestra investigación ha demostrado que un vehículo conectado puede ‘ver’ a un peatón en las esquinas. Más importante aún, demostramos cómo los vehículos autónomos conectados pueden interactuar de manera segura con los peatones que caminan y corren, confiando solo en la información de la estación de carretera ITS «, dijo.

“La percepción colectiva permite que los vehículos inteligentes rompan las limitaciones físicas y prácticas de los sensores de percepción a bordo y adopten una mejor calidad de percepción y robustez”, dijo el profesor Alexander. 

El director general de iMOVE, Ian Christensen, dijo que el proyecto era un gran ejemplo de la colaboración de la industria con los científicos para desarrollar nuevas innovaciones para el bien público y comercial, no solo en beneficio de los australianos, sino también de los usuarios de las carreteras de todo el mundo, incluidos los peatones y ciclistas.

«Cuando unimos a la industria y los científicos, podemos lograr muchas cosas grandiosas como nación. IMOVE CRC se enorgullece de haber iniciado este emocionante proyecto y muchos otros similares, que tratan de lograr que nuestras mejores y más brillantes mentes trabajen juntas para desarrollar nuevos tecnologías e innovaciones para problemas y necesidades del mundo real ”, dijo Christensen.

Esta tecnología ha sido desarrollada como parte de un proyecto financiado por el Centro de Investigación Cooperativa iMOVE en colaboración con el Centro Australiano de Robótica de Campo de la Universidad de Sydney y la empresa australiana de vehículos conectados Cohda Wireless. iMove ha publicado hoy sus nuevos hallazgos en un informe final después de tres años de investigación y desarrollo.

ACERCA DE iMOVE

iMOVE es el centro nacional de I + D colaborativo en transporte y movilidad. Facilita, apoya y cofinancia proyectos de investigación que mejoran la forma en que las personas y los bienes se mueven en Australia. Cuenta con 44 socios industriales, gubernamentales y académicos y tiene más de 50 proyectos completados o en curso en una amplia gama de áreas de transporte.  

ACERCA DE COHDA WIRELESS

Cohda Wireless es un líder mundial en el desarrollo de vehículos conectados y software de vehículos autónomos conectados con aplicaciones probadas para Smart City, minería y otros entornos. La tecnología de Cohda conecta los vehículos con la infraestructura y los peatones para hacer que las calles, las ciudades y los entornos de trabajo sean más seguros, inteligentes y ecológicos. Cohda tiene su sede en Australia y oficinas en Europa, China y Estados Unidos. 

DECLARACIÓN

En 2017, el gobierno federal otorgó a un grupo de organizaciones líderes de la industria y la investigación conocidas como el Centro de Investigación Cooperativa iMOVE (CRC), $ 55 millones durante diez años para explorar sistemas de transporte inteligentes.

Fuente: The University of Sidney