Tres Casos de Éxito IoT frente al COVID-19

De todos es sabido que la digitalización ha sido la tabla de salvación para las empresas y la sociedad durante la pandemia del coronavirus. Desde permitir que la actividad profesional se mantuviera con la adopción masiva del teletrabajo a la explosión definitiva del eCommerce y los medios de pago mobile o vía apps. Pero si una tecnología emergente ha luchado de forma silenciosa contra las dificultades derivadas del COVID-19 ha sido Internet de las Cosas (IoT).

En el último informe de situación IoT Spotlight 2020 elaborado por Vodafone se reflejaba cómo el crecimiento de Internet of Things era constante y sostenido, debido a su ROI: el 50% de las empresas con proyectos IoT declaraban obtener beneficios de sus inversiones en proyectos a un año, subiendo al 52% en los de uno a dos años, el 61% para dos a tres años y hasta un 73% en los de más de tres años. Y eso en condiciones normales, ya que las restricciones y necesidades derivadas de la crisis sanitaria han dado como consecuencia que muchas empresas hayan dependido totalmente de este tipo de soluciones para poder seguir operando.

En este sentido es muy significativo el dato sobre el impacto de la pandemia en el desarrollo de IoT en el que el 84% de las empresas que ya desarrollaban proyectos de Internet de las Cosas afirma que esta tecnología asegura la continuidad de su negocio y operaciones.

Pero la mejor forma de entender cómo IoT ha servido para enfrentarse a una situación que ha reventado muchos planes de contigencia es conocer algunos de los casos concretos que se han desarrollado en tiempo récord en nuestro país.

 

SEUR es una compañía líder en el transporte urgente en España desde hace cerca de 80 años. Opera en tres ejes de negocio: Internacional, ecommerce y B2B. Los 10.000 empleados de SEUR dan servicio a empresas de todos los tamaños y sectores, gracias a una flota de 6.500 vehículos, que incluye ecológicos, y más de 2.500 puntos de red Pickup.

La logística y transporte de mercancía en frío requiere sistemas de monitorización que garanticen la cadena y optimice cualquier traslado y sus tiempos. Esto ha cobrado especial importancia con el aumento del comercio electrónico de perecederos o el traslado de vacunas y medicamentos. SEUR ha encontrado soluciones concretas en herramientas IoT.

Según sus responsables, tenían una necesidad de negocio importante que era tener la trazabilidad de los envíos del servicio SEUR Frío en tiempo real. Una tecnología que fuera puntera, flexible, escalable y compatible con todo lo que tenían construido hasta la fecha.

Activos indoor, outdoor, cámaras de frío en las naves, vehículos ligeros, trailers… la variedad de dispositivos a controlar pues era algo que también tenían que resolver. “El desarrollo de este tipo de tecnologías y el fortalecimiento del servicio —asegura  Benjamín Calzón, Director de excelencia en Operaciones— ha hecho que tengamos más capacidades comerciales y este año en concreto hemos tenido unos crecimientos por encima del 70%”

Este ROI se debe a la utilización de tecnología IoT que ayudó a eficientar los procesos y mejorar la calidad del servicio. Pueden disponer de información en tiempo real de temperaturas y control de trazabilidad, lo que da una potencia mayor y el mercado lo ha reconocido.

 

Gilead es una compañía biofarmacéutica especializada en la investigación, desarrollo y comercialización de fármacos que vienen a cubrir necesidades médicas no cubiertas en determinadas enfermedades.

 

Una semana antes de que se decretara el Estado de Alarma y el confinamiento, Gilead tomó la decisión de ordenar el trabajo desde casa de todos los empleados. Antes de esta situación los empleados ya disponían de herramientas de teletrabajo y estaban acostumbrados a ello. Además, desde la empresa ya se facilitaban todos los medios, tanto a nivel informático como mobiliario ergonómico, que permitían mantener la seguridad y la comodidad a la hora de teletrabajar.

“Sistemas de IoT como tal no teníamos instalados, pero la situación de la pandemia nos hizo actuar de manera rápida para asegura que la vuelta a la oficina fuera lo más segura y lo más cómoda posible —explica Marta Velázquez, Directora Unidad de Negocio Gilead España —. La prioridad a la hora de utilizar estas tecnologías era conseguir un entorno laboral totalmente seguro”.

En colaboración con Vodafone, de cara a la vuelta al trabajo presencial, se colocaron sistemas de IoT conectados a cámaras térmicas, control de ocupación y aforos en los espacios comunes mediante sensores y señalización inteligente.

 

Una de las necesidades urgentes que afectaban a todos los espacios públicos, desde oficinas a comercios, era controlar aspectos de los visitantes como la temperatura, el aforo o la distancia social, así como informar a los mismos de forma segura. Para ello se utilizó una serie de tecnologías convergentes con 5G en este robot desarrollado por Vodafone Business, Intel, Altran y la Universidad Politécnica de Valencia a través de su spin-off Fivecomm.

Este caso es probablemente el más completo ya que como explica Daniel Jiménez, Director General de Vodafone Business: “incorpora diferentes casos de uso, por ejemplo la conducción autónoma, la conducción gestionada, la identificación con tecnología facial, el ser dirigido de manera remota, el poder utilizarse en espacios públicos abiertos donde una persona tendría dificultad, en realizar toda esta capacidad de cómputo de quién lleva o no lleva una mascarilla, quién es sospechoso o no, etc”.

El proyecto #RobotCOVID5G​ está basado en un vehículo (‘Robot Centinela’) autónomo auto-guiado que integra unos sensores de imágenes y temperatura que permiten realizar acciones de control muy útiles en el escenario actual de pandemia.

La segunda parte del proyecto ha sido el desarrollo de dos sistemas de procesamiento y control sobre la tecnología de virtualización Azure desplegados en la red de Vodafone, los cuales utilizan algoritmos específicos de visión artificial basados en la tecnología OpenVino de Intel para analizar la presencia de mascarillas y la temperatura de los peatones en tiempo real.

La información recogida por el robot es transmitida a través de la red 5G ultra-rápida y de latencia mínima entre el robot, los sistemas de decisión automatizados en Azure y el centro de control.