Reducción del estrés con relojes inteligentes

Una nueva tecnología de circuito cerrado que coloca dos electrodos en dispositivos portátiles tipo reloj inteligente permite recopilar y estudiar las señales fisiológicas de estrés. Una vez que se detecta la señal de estrés, se envía un recordatorio a través del smartwatch, por ejemplo, para escuchar música relajante para calmarse. Por lo tanto, el ciclo se cierra cuando el estrés detectado lanza la sugerencia sutil.

El laboratorio de ingeniería eléctrica e informática de Rose Faghih, profesora asistente de ingeniería eléctrica e informática en la Facultad de Ingeniería Cullen de la Universidad de Houston,  busca el sudor del tipo que se acumula en el labio superior cuando se está nervioso. Es lo que se denomina Respuesta de Conductancia de la Piel (SCR, por ls siglas en inglés de Skin Conductance Response) Es a través de esa medida que Faghih informa la capacidad de controlar el estrés e incluso ayudar a reducirlo. 

 

La actividad electrodérmica (es decir, la conductividad eléctrica de la piel) transporta información importante sobre el estrés cognitivo del cerebro. Faghih utiliza técnicas de procesamiento de señales para rastrear el estado de estrés oculto y diseñar un algoritmo de control apropiado para regular el estado de estrés y cerrar el ciclo. Los resultados de la investigación ilustran la eficiencia del enfoque propuesto y validan su viabilidad de ser implementado en la vida real.  

«Hasta donde sabemos, esta investigación es una de las primeras en relacionar el estado de estrés cognitivo con los cambios en los eventos de SCR y diseñar el mecanismo de control para cerrar el ciclo en un sistema de simulación en tiempo real», dijo un estudiante de doctorado de la UH. y el autor principal del estudio, Fekri Azgomi, quien logró la tarea de la regulación del estrés cognitivo de circuito cerrado en un estudio de simulación basado en datos experimentales.   

Debido a la creciente ubicuidad de los dispositivos portátiles capaces de medir las variables cognitivas relacionadas con el estrés, la arquitectura propuesta es un paso inicial hacia el tratamiento de los trastornos cognitivos mediante la decodificación no invasiva del estado del cerebro.   

El estrés es un problema mundial que puede resultar en complicaciones financieras y de salud catastróficas. Una encuesta reciente de Gallup encontró que más de uno de cada tres adultos (35%) en todo el mundo dijo que experimentó estrés durante «gran parte del día de ayer».   

 

Los dispositivos portátiles como los smartwatchs y otros wearables que pueden detectar el estrés de las personas, abre posibles nuevas intervenciones para las personas con adicciones.

En un artículo publicado en JMIR Formative Research, un equipo de investigación de Washington State University descubrió que las pulseras inteligentes miden las respuestas fisiológicas al estrés en situaciones en tiempo real y del mundo real, proporcionando un método potencial para ayudar a las personas a evitar volver a los viejos comportamientos, como el consumo adictivo de drogas o alcohol.

Cleveland explica que obtuvieron medidas en esas pulseras que tienen la misma correspondencia para enfatizar que encontraron las encuestas anteriores y las investigaciones de laboratorio . La ventaja era que los participantes no estaban atados a una máquina grande en un laboratorio, sino que estos eran resultados del mundo real que brindan información importante y oportuna.

Las personas en el estudio usaron las pulseras todo el día y respondieron las preguntas de la encuesta en sus teléfonos cuatro veces al día. La encuesta preguntó sobre las emociones, así como los antojos de alcohol y la cantidad de bebidas alcohólicas consumidas.

También podían presionar un botón en el dispositivo cuando sintieran que aumentaba el estrés.

Es ese aspecto en tiempo real el que podría conducir a mejoras significativas para ayudar a las personas a evitar recaídas porque permite un mayor desarrollo tecnológico en la creación de nuevas intervenciones cuando sea necesario. Los científicos están trabajando ahora en una propuesta para crear una aplicación móvil que conecte el dispositivo de muñeca al teléfono de alguien. Cuando el dispositivo de muñeca detecte estrés, activará la intervención del teléfono.

El dispositivo podría programarse para iluminarse con notificaciones o iniciar una aplicación que haga preguntas para ayudar a las personas a superar una situación estresante. El equipo también está trabajando en una forma de vincular los dispositivos a una aplicación de música, de modo que pueda seleccionar automáticamente una canción para reproducir cuando se detecta estrés.

Al igual que los relojes inteligentes modernos, los dispositivos miden la frecuencia cardíaca, aunque con una mayor confiabilidad. Más allá de las tecnologías de relojes inteligentes, los dispositivos de investigación también detectan cambios en la actividad de las glándulas sudoríparas, la temperatura corporal y la conductancia de la piel, todas las formas en que nuestro cuerpo responde al estrés.

El estudio fue una asociación entre un equipo muy variado de especialistas, incluidos investigadores de la Facultad de Ingeniería Voiland de WSU para informática y procesamiento de datos y la Facultad de Medicina Elson S. Floyd .

“Todos aportan la experiencia necesaria que, con suerte, ayudará a muchas personas a reducir las posibilidades de recaída”, dijo Cleveland. “Nadie podría hacer esto solo; se necesitan científicos informáticos, expertos en estrés y personas que conozcan el tratamiento por abuso de sustancias y alcohol «.

Los coautores del artículo son Hassan Ghasemzadeh, Parastoo Alinia y Ramesh Kumar Sah de la Escuela de Ingeniería Eléctrica e Informática de WSU ; Michael McDonell y Sara Parent del Floyd College of Medicine; y Patricia Pendry del Departamento de Desarrollo Humano.

El financiamiento para este estudio provino del Programa de Investigación sobre el Abuso de Drogas y Alcohol de WSU .

Fuente: uh.edu y wsu.edu