Usa Pair Locking para blindar toda la información de tu iPhone o iPad con un único equipo

La privacidad y la seguridad implementada por Apple tanto en sus equipos como en sus sistemas operativos se han convertido en uno de los pilares fundamentales para la compañía. De hecho, no es la primera vez que Apple aparece en los medios de comunicación por negarse a facilitar el acceso a sus equipos bajo requerimiento del FBI u otro organismo, tras el intento de estos de forzar sus sistemas operativos para recabar información de algunos usuarios.

Un derecho a la privacidad de nuestros datos que se ve bajo un constante ataque no solo por parte de hackers o scamer´s, sino también por parte de las fuerzas del orden ya que en algunos aeropuertos o fronteras, están exigen sus equipos personales a los ciudadanos para realizar escaneaos de datos bajo la excusa de la “seguridad nacional”.

Para la inmensa mayoría de los usuarios un código de seguridad alfanumérico es más que suficiente para proteger sus equipos, pero existe un método aun mucho más restrictivo llamado Pair Locking” o modo supervisado, que vincula un único ordenador al iPhone o iPad y lo hace inaccesible frente a otro ordenador o equipo tecnológico de escaneo de datos.

Como os hemos adelantado, este sistema pone nuestros equipos en un estado de vigilancia que evita que se acceda a nuestros datos desde un equipo no autorizado para su posterior análisis, por lo que es una herramienta fundamental dentro del mundo empresarial. Pero además se está convirtiendo en una alternativa para aquellos usuarios que quieran proteger sus datos a toda costa, aunque hay que tener en cuenta las siguientes consideraciones:

Una vez terminado todo el proceso, tendremos nuestro equipo como si lo hubiésemos activado por primera vez. Es importante recordaros que no podemos instalar una copia de seguridad, ya que al hacerlo se perdería todo el sistema de supervisión que acabamos de realizar. Tendremos que configurarlo como nuevo e ir activando una por una todas las opciones que queramos, siendo la más importante nuestro ID de Apple para sincronizar todos nuestros archivos y demás.

A partir de este momento y cada vez que se conecte nuestro iPhone o iPad a un terminal diferente al Mac con el que lo hemos vinculado aparecerá el mensaje de aviso “Este iPhone (o iPad) está siendo supervisado por otro equipo y no puede usarse en ese terminal”, bloqueando inmediatamente el acceso a todos nuestros datos.

Actualmente este sistema funciona perfectamente para proteger nuestra información personal, pero no dudamos que con el tiempo se necesitará por parte de Apple, algún sistema de protección mayor e incluso leyes que protejan nuestra intimidad de terceros.