Los mejores auriculares ‘true wireless’ del momento

Los auriculares True Wireless son, desde hace algunos años, la elección más popular entre los que buscan un dispositivo para disfrutar de su música o llamadas en formato manos libres. De hecho, tal y como confirman los datos ofrecidos por consultoras como Canalys, que establece en 2019 el año de su “explosión” (de los 96 millones de auriculares vendidos durante el tercer trimestre del año, cerca de 45 millones fueron modelos sin ningún cable; más que de ningún otro tipo), su éxito sigue imparable.

Y entre las decenas de referencias disponibles en el mercado de otras tantas marcas, las elegidas para esta comparativa se encuentran entre las mejores y, por lo tanto, están indicadas especialmente para los amantes del buen sonido que buscan esa característica casi por encima de cualquier otra.

En concreto, hemos seleccionado modelos presentados recientemente de las firmas más punteras; todos ellos con un precio recomendado de venta que ronda los 200 euros. Se trata de: Apple AirPods 3 (con una puntuación media de 8 puntos), Bose QuietComfort Earbuds (8,75), Jabra Elite 7 Pro (8,5), JBL Reflect Flow PRO (7,75), LG Tone Free FP8 (7,75) y Sennheiser CX Plus True Wireless (8,5).

Durante las pruebas se han valorado los mismos criterios que en anteriores comparativas de este tipo de productos.

Durante las pruebas, cada uno de los auriculares se ha convertido en nuestro principal dispositivo de audio durante un mínimo de 10 días, empleándolo para escuchar música en distintos entornos (más silenciosos y ruidosos), ver películas y series y, por supuesto, para participar en llamadas y videollamadas.

El modelo ganador es el Bose QuietComfort Earbuds, gracias a un muy buen sonido con el mejor sistema de cancelación activa del ruido, un diseño cómodo y una autonomía correcta.

Disponibles en color negro, blanco o azul, son estéticamente diferentes a otros modelos; y es que sus puntas de silicona (el equivalente a las almohadillas) no son redondas, sino que se acompañan de unas aletas que se introducen en los pliegues de la oreja, haciendo que los auriculares queden totalmente fijos en su sitio aunque se empleen para actividades que impliquen mucho movimiento. Por ejemplo, durante la práctica deportiva; algo para lo que son ideales gracias a su resistencia al sudor y a las salpicaduras de agua.

Incluye distintas tecnologías para conseguir un audio nítido y claro, y unos graves intensos y profundos. Así, por ejemplo, los propios auriculares se ecualizan automáticamente en función de lo alta que esté la música. También cuentan con la tecnología de cancelación activa del ruido Bose Acoustic Noise Cancelling: unos micrófonos internos y externos capacitados para controlar los sonidos del entorno y del canal auditivo detectan los ruidos y en una fracción de milisegundo generan una señal opuesta para cancelarlos. Esta función, además, se puede regular desde la app móvil o desde los propios auriculares, eligiendo entre quitar todos los ruidos, poner un nivel intermedio o eliminarlo completamente.

Por otro lado, las llamadas se escuchan de forma muy clara, su estuche de carga es bastante grande y, por lo tanto, algo incómodo de llevar en el bolsillo, y ofrecen una autonomía de 6 horas (18 gracias a este estuche). Poseen además carga rápida: 2 horas de reproducción o llamadas tras 15 minutos en su estuche.

Son uno de los mejores (si no los mejores) para hablar por teléfono, gracias al uso de cuatro micrófonos y un sensor que se combinan para, por ejemplo, detectar el viento. Si lo hay, los auriculares recurren a la tecnología de conducción osea (es decir, usa las vibraciones de la mandíbula) para mejorar el sonido captado. ¿El resultado? El interlocutor te escucha de forma muy clara siempre.

En cuanto al sonido que percibimos al escuchar música, también es posible eliminar los ruidos externos gracias a un sistema de cancelación activa con un amplio grado de personalización desde la app, muy completa. En ella destacamos también la presencia de una función para comprobar si el ajuste de los auriculares es adecuado, y una prueba de audición de cada oído que tiene en cuenta la edad y el sexo para adaptar el audio a cada persona. Su sonido es nítido y claro, pero no son los mejores de Jabra en este aspecto.

Con hasta 42 horas de autonomía total, es compatible con la carga inalámbrica y, algo muy curioso, el conector para el cable está situado en el frontal. Es una ubicación un tanto extraña que incluso nos ha llevado a intentar abrir esta funda del revés en varias ocasiones.

Pese a no ser los mejores auriculares en cada una de sus características (diseño, sonido, cancelación de ruido…), sí podemos afirmar que todo lo hacen bien, siendo uno de los modelos más equilibrados del mercado. Así, cuentan con un diseño elegante y muy bien terminado que se complementa con cuatro juegos de adaptadores de silicona para ajustarse en todos los tamaños de oreja. Son algo más voluminosos que otros modelos, y por eso tras largas sesiones de escucha pueden resultar algo molestos en las orejas más pequeñas. Tienen clasificación IPX4, por lo que son resistentes a las salpicaduras, y cuentan con paneles táctiles para manejar sus funciones. Lo más interesante es que ‘los toques’ pueden personalizarse para elegir la respuesta de cada auricular ante un toque, dos, tres…

Con hasta 24 horas de autonomía total, ofrecen un sonido rico y equilibrado, destacando especialmente las frecuencias graves. Desde la app móvil de la firma se puede ecualizar el sonido en función de las referencias, aunque solo tiene tres bandas, siendo un poco limitado. Estos ajustes pueden guardarse para volver a usarlos en el futuro.

Y, por último, hablemos de su sistema de cancelación activa de ruido. Es bastante solvente y se complementa con funciones como Transparent Hearing, que facilita la escucha de sonidos externos cuando se desee, sin necesidad de quitarse los auriculares.

Estos auriculares, únicamente adecuados para usuarios de teléfonos, tabletas u ordenadores de la firma de la manzana, no tienen almohadillas. Por ello, no hay forma de adaptarlos a los distintos tamaños de oreja: tienen un diseño universal que se adapta bien o no en función de quién los utilice. En nuestro caso, no ha habido problema, resultando muy cómodos y con una sujeción perfecta. Este tipo de diseño también provoca que no aíslen del exterior de forma pasiva (sellando el conducto auditivo) y tampoco tienen otro tipo de sistemas de cancelación activa del ruido.

Para controlarlos hay que ‘pellizcarlos’: un toque para reproducir, pausar o descolgar llamadas; dos para avanzar de canción; tres para retroceder; y uno prolongado para despertar a Siri. Echamos en falta, sin duda, alguna a alternativa para subir o bajar el volumen sin tener que pedírselo al asistente inteligente o sacar el móvil del bolsillo.

Su vinculación es extremadamente rápida y sencilla y su funcionamiento perfecto. En cuanto a su sonido, es limpio y dinámico, con buenos graves; aunque hay que ser conscientes de que la música (o la voz) se entremezcla con el ruido exterior a la hora de elegirlos. Muy interesante resulta su función de Audio Espacial, una característica que emplea algoritmos de audio 3D y filtros direccionales para ajustar en tiempo real las frecuencias y la intensidad que recibe cada oído, creando la sensación sonido envolvente en 360 grados. Como tiene seguimiento de cabeza, para lo que emplea acelerómetros y giroscopio, va adaptando el sonido a su posición. Nos explicamos: si giras la cabeza, escuchas diferente a cuando la tienes de frente, igual que ocurriría en el mundo real. Se nota mucho cuando los usas para ver una película o serie, por ejemplo.

Este modelo, de espíritu deportivo, tiene mayor resistencia al agua, sudor o polvo que sus contrincantes (IP68). También apuesta por incorporar una correa en su estuche de carga para no perderlo durante la práctica deportiva, aunque no nos parece una solución muy práctica, ya que no se puede quitar. Los auriculares, por su parte, son ligeros (pesan 7 gramos) y con un diseño muy cómodo en el que se combinan dos tipos de “almohadillas”: las clásicas para el conducto auditivo, en este caso de una silicona algo rígida (nos hubiera gustado que fuera más blandita); y unos “cuernos” también del mismo material pensados para colocar en los pliegues del interior de la oreja y que no se muevan por muy fuerte que sea el ejercicio que estemos haciendo. Hay tres tamaños. Y si tenemos dudas de si están bien colocados, podemos recurrir a una función en su app que, tras reproducir una música, nos hace saber si el ajuste es correcto.

Desde esta app, además, es posible ecualizar el sonido, activar el sistema de cancelación de ruido, el modo “talkThru” (el que deja pasar el ruido exterior sin quitarse los auriculares), elegir un modo de baja latencia para reducir el tiempo entre sonido e imagen durante la reproducción de contenidos multimedia, o ver el nivel de carga restante (ofrece hasta 20 horas en total). La calidad de sonido es buena, siendo las frecuencias graves las más débiles, y su sistema de cancelación de ruido es insuficiente para un dispositivo en este rango de precio.

Aunque el precio oficial de estos auriculares es 179 euros (de ahí incluirlos en esta selección), resulta relativamente sencillo encontrarlos bastante más baratos. Su mayor peculiaridad es que se desinfectan solos. Y es que en su funda de transporte disponen de luz ultravioleta UVNano que, situada en los huecos destinados a los auriculares, acaban con el 99,9% de las bacterias en 5 minutos, según datos ofrecidos por la propia marca. Esta función se activa cuando el estuche se está cargando, algo que hace de manera inalámbrica además de por cable, y sabemos que está funcionando porque se encienden unas luces que informan de ello. No son las únicas presentes en esta caja, que también tiene unas de cortesía para ver bien cuando se abre.

Su diseño, “con rabito”, es similar al de los AirPods e igualmente cómodo. En este caso, eso sí, viene con puntas de silicona que hacen que queden fijos en el canal auditivo y ayudan a tener cancelación pasiva del ruido. También cuentan con un sistema activo, efectivo sin llegar al de auriculares como los de Bose. En cuanto al sonido, afinado por Meridian, es bastante equilibrado; algo mejor si desde la app de LG subimos un poquito los graves.

Ofrecen 20 horas totales de autonomía y disponen de carga rápida. Además, se escuchan razonablemente bien durante las conversaciones telefónicas e incluyen un peculiar modo susurro que hace que pueda usarse el auricular derecho como micrófono situado cerca de la boca si queremos hablar bajito y que no nos escuche la gente que está alrededor.

*Todos los precios de compra incluidos en este artículo están actualizados a 19 de marzo de 2022.

Puedes seguir a EL PAÍS ESCAPARATE en Facebook e Instagram, o suscribirte aquí a nuestra Newsletter.