Cómo hacer capturas de pantalla en formato JPEG con los iPhone

Realizar capturas de pantalla es algo que antes o después se tiene que hacer con un smartphone. Ya sea para mostrar un apartado de una aplicación o dato importante que es necesario compartir con otros, esta es una función tan útil como sencilla de conseguir. Si tienes un iPhone, hay algo que es posible que no te logre convencer de lo que se consigue por defecto.

De lo que hablamos es del formato con el que se guarda la imagen resultante. Por defecto, el que se utiliza es PNG que, si bien es una opción adecuada, no es la mejor posible teniendo en cuenta todo lo que tiene que ver con su manipulación y compatibilidad (el tamaño de los archivos es grande, por poner un ejemplo). Por eso, seguro que la posibilidad de usar JPEG es algo que es algo que te interesa, y te vamos a mostrar cómo conseguirlo en los teléfonos de Apple -en los Android es la empleada por el propio sistema operativo-.

Todo depende de lo que se necesite. Las primeras ocupan menos espacio, por lo que resultan ideal es para compartirlas por cualquier método, por ejemplo, con apps de mensajería. Además, son muy sencillas de manipular y su compatibilidad es excelente. Pero, hay algo en lo que son mucho mejores la PNG: su calidad es mucho mejor y, además, pueden contener transparencias, lo que es perfecto para el uso con software como Photoshop.

Por lo tanto, si tienes en cuenta lo antes mencionado y deseas realizar capturas con los iPhone con formato JPEG, hay un par de formas de conseguirlo.

Por desgracia, de modo nativo no existe posibilidad alguna y, posiblemente, no desees instalar aplicación alguna para lograr esto. Así, lo que puedes hacer es una vez que tienes la captura PNG, comenzar con el proceso para compartirla mediante AirDrop. Si haces esto, la imagen en cuestión se convierte automáticamente en JPEG, que es de lo que se trata.

Pero quizá esto no te logre convencer por la limitación que suponer, por lo que hay otra posibilidad: una vez que tienes la captura de pantalla que necesitas, lo que debes hacer es recortarla para conseguir guardarla en formato JPEG (y, de esta manera, poder eliminar la PNG). Tienes que hacer lo que te indicamos a continuación:

Como ves, no es especialmente complicado conseguir el objetivo en los iPhone… pero, lo cierto, es que sería ideal que el propio sistema operativo iOS permitiera que las capturas de pantalla se almacenen en el terminal en forma JPEG.