Un YouTuber conecta una pantalla flexible a su iPhone y nos muestra cómo podría ser un iPhone plegable

El YouTuber Strange Parts ha realizado un curiosísimo proyecto con su iPhone: lo ha conectado a una pantalla flexible. Una maniobra de un efecto práctico más bien nulo, pero divertida y que nos ofrece una visión realista de cómo podría ser un futuro iPhone plegable.

En el vídeo, el YouTuber explica parte del proceso que ha realizado para conseguir esta hazaña. De forma simplificada se reduce a que, mediante AirPlay a una Raspberry Pi que le ha permitido extraer la señal de vídeo del teléfono y traspasarla a la pantalla flexible a través de varios cables.

Una de las cosas que más llaman la atención, aparte de ver un iPhone que parece prácticamente una hoja de papel, es el color mate de la pantalla. En el proyecto ha utilizado una pantalla AMOLED que, por razones obvias, no es de cristal, por lo que toda la interfaz de la pantalla tiene un tono mate de lo más curioso.

Otro punto de gran importancia es que la pantalla escogida carece de una superficie táctil, por lo que por ahora no es posible interactuar con el iPhone flexible directamente y, en su lugar, este replica simplemente lo que aparece en la pantalla del iPhone principal. Tampoco debemos olvidar que un iPhone necesita entre muchos otros, la batería, el procesador y un sin fin de piezas que no son flexibles. Sin embargo, el proyecto nos acerca un paso más a un hipotético iPhone plegable.

Justo ayer Ming-Chi Kuo afirmaba que veríamos un iPhone con estas características dentro de un par de años. Lo cierto es que hay varias variantes de teléfonos plegables en el mercado, desde los de pantallas dobles, hasta los de pantallas enroscadas, pasando por los de dos pantallas muy juntas. Desconocemos qué camino está investigando Apple —posiblemente todos— y tampoco sabemos si llegaremos ver un iPhone así en un futuro cercano. Lo que sabemos es que la tecnología evoluciona rápidamente y que pronto lo que no era factible va a empezar a serlo.