El salto a un iPhone solo con eSIM no será gratuito: hasta 14,50 euros cada vez que quieras cambiar de operadora

Un iPhone sin tarjeta SIM física ni bandeja se rumorea para 2022. Aunque tiene varias ventajas de cara al usuario, hay alguien con el que no hemos contado en esta ecuación: las operadoras. En teoría, la eSIM hace más sencillo pasar de una compañía de telefonía a otra, reduciendo las barreras de entrada y salida.

Sin embargo, no todas están por la labor de hacer más fluido el mercado. En España, las operadoras realizan un cobro único de hasta 14,50 euros para dar de alta una eSIM. Una cantidad muy superior a la de las SIM físicas tradicionales.

Las operadoras tienen claro que la eSIM es el futuro. Simplifica mucho la gestión de nuevas altas, eliminando el componente administrativo y logístico del envío de una SIM tradicional. Pero eso no significa que algunas no quieran cobrar por ello. Según hemos podido comprobar en Applesfera, las distintas operadoras de telefonía tienen estas tarifas para el alta de una eSIM como la del iPhone:

Estas son todas las compañías que ofrecen actualmente el servicio eSIM en España. Como vemos, los operadores virtuales son los que ofrecen la eSIM de forma gratuita, mientras que Movistar u Orange prefieren cobrar por ello. Aquí puede haber una lectura sobre qué operadoras ven con mejores ojos la reducción de barreras entre compañías de telefonía.

Desde el iPhone 11, Apple ha incluido una eSIM dentro de sus terminales. Esto permite tener dos números de teléfono en el iPhone u optar únicamente por una tarifa con eSIM. Al tratarse de una SIM virtual, ya integrada en el dispositivo, cabe preguntarse qué sucede con ella si lo cambiamos o restauramos.

Por suerte, Apple ha pensado en ello y cuenta con dos herramientas:

Por desgracia, si perdemos o nos roban el iPhone, deberemos recurrir a la operadora para obtener un nuevo plan eSIM para el iPhone. Eso sí, mantenemos nuestro número de teléfono, la única pega es que tal vez tengamos que pasar por caja, como hemos visto.

A pesar de que Apple pone a disposición del usuario estas dos herramientas, la operadora puede haber elegido bloquearlas. Hay casos en los que el usuario debe pagar por una nueva activación de la eSIM, como con Movistar.