Apple no quiere decir que el iPhone 13 se lanzará en septiembre, pero (todo indica que) se lanzará en septiembre

Con los resultados financieros de Apple para el tercer trimestre de 2021 presentados ayer, la compañía ha dado unas cuantas pistas acerca del lanzamiento del iPhone 13. Sin decirlo claramente, todos los comentarios y ausencias indican lo mismo: el iPhone 13 se lanzará en septiembre. Veamos qué se ha comentado en la reunión de accionistas de ayer al respecto.

Luca Maestri, responsable financiero de Apple, hizo estas declaraciones ante los accionistas ayer por la noche. A continuación ha indicado que, teniendo todo esto en cuenta, esperan “un crecimiento muy fuerte de dos dígitos para septiembre”, con esta consideración sobre la escasez. En un comentario previo, ha afirmado lo siguiente:

Blanco y en botella. ¿Qué suele suceder en el trimestre de septiembre que pueda afectar al suministro del iPhone? La presentación de un modelo nuevo, en este caso, el lanzamiento del iPhone 13. Tradicionalmente, cuando se lanza un nuevo terminal las entregas se retrasan varias semanas casi de inmediato.

Después, conforme avanza el tiempo y la demanda inicial se estabiliza, Apple consigue mejorar los tiempos de entrega de forma considerable. Esto es posible gracias a que pueden reorientar la producción a la demanda de forma más precisa cuando ésta se ha materializado en forma de pedidos.

Los ejecutivos de Apple han especificado acerca de los problemas de suministros a los que se enfrenta la compañía. La escasez global de chips atenaza a toda la industria, aunque desde Apple se muestran optimistas. Según sus comentarios, la escasez y dificultades se deben a tres causas principales.

La primera es la alta demanda de sus productos, donde el iPhone ha experimentado un crecimiento de casi un 50% en su facturación. Esto ya de por sí añade tensión a la cadena de suministros de la compañía, pues “es difícil conseguir todos los componentes con los tiempos que aspiramos a tener”.

La segunda es esa dificultad para conseguir procesadores a tiempo, un problema que afecta a todo el mundo. Sin embargo, desde Cupertino indican que la escasez ha afectado más a modelos antiguos y no tanto a los equipos de última generación. Y la tercera es un inusual aumento del coste del transporte para esta época del año. Algo que podría explicarse por lo que sucedió en marzo con el Ever Given y su gigantesco atasco en el Canal de Suez.

En cualquier caso, los ejecutivos Maestri y Cook se muestran optimistas pero también se lo toman con cautela. No quieren hacer predicciones de lo que podría suceder en trimestre futuros en este aspecto.