Pok Pok, la nueva app de los desarrolladores de Alto Odyssey llega para entretener y educar a los más pequeños de la casa

En el campo de los juegos infantiles hay multitud de opciones. Muchas, quizá demasiadas. No todos los juegos tienen, sin embargo, la misma aproximación al entretenimiento y educación de los más pequeños de la casa. Desde Snowman, los desarrolladores de Alto Adventure y Alto Odyssey, llega una de las mejores propuestas que he visto para introducir a los jóvenes de alrededor de los 6 años a la tecnología de forma divertida.

Antes de empezar a ver la app en más profundidad hay algunos puntos clave que quiero comentar sobre la visión tras la concepción de la aplicación en sí misma. Es algo que se percibe con solo 5 o 10 minutos de utilizarla, pero que en Snowman quisieron contarme de primera mano:

Con estos principios, con la voluntad de que los niños exploren dentro de nuestro iPad el mundo que nos rodea, de aproximarse a la realidad desde otro punto de vista, nace Pok Pok. Una app centrada en los niños de unos 6 años en donde poder explorar y probar combinaciones y descubrir sorpresas.

Se trata de una aplicación que bien podemos entregar a la niña o niño sin darle ni una explicación para descubrir que se la ha hecho suya y la está disfrutando o con la que podemos participar del proceso de aprendizaje. Una base para desde contar cuentos, hasta enseñar el abecedario o explicar objetos cotidianos de una forma divertida.

Desde los dibujos hechos a mano hasta el diseño de la interfaz, se nota que se trata de un producto realizado por padres que han querido diseñar para sus propios hijos una forma de entretenerlos y enseñarles a partes iguales. Una vez abrimos la app encontramos, por ahora, seis diferentes juegos. Estos carecen de nombres, así que nos referiremos a ellos de forma conceptual:

Pok Pok está lleno de curiosidades y sorpresas, incluso para los más adultos. Por ejemplo en varios juegos no hay un límite en el desplazamiento, por mucho que el niño o niña arrastre y mueva la interfaz, seguirá descubriendo contenido. Claro que como adultos veremos que se trata de un bucle del contenido, pero la percepción de “he llegado al final” o de “por aquí no es” desaparece por completo.

Otro punto importante es el sonido. La app cuenta con una magnífica librería de sonidos que acompañan a todas las animaciones. Sonidos creados con gusto que reflejan el mundo real de forma depurada y agradable. Excelente para crear asociaciones de significados y descubrir más allá del aspecto visual.

En este aspecto visual el juego no para quieto ni un momento. Sin llegar, ni de lejos, a ser demasiado estimulante visualmente, siempre hay alguna animación a la vista. Sea un ventilador girando, un lápiz que salta, un cuadrado que cambia de color o un búho que nos guiña el ojo, el juego nos invita a tocarlo. No espera que el niño o niña empiece con el contacto, ofrece directamente un punto en el que interactuar.

Lo cierto es que diseñar un juego para niños puede parecer una tarea fácil, pero si se quiere lograr un nivel de calidad como el de Pok Pok la dedicación necesaria es importante. En Snowman han dedicado varios años hasta poder presentar el que considero uno de los mejores juegos que podemos proporcionar a los más pequeños de la casa.

Pok Pok se actualiza de forma regular añadiendo nuevos juegos y novedades para que los niños y niñas puedan descubrir más contenido periódica. De esa tarea se ocupa el estudio nuevo estudio “Pok Pok” creado a tal efecto. Motivo de este mantenimiento la app tiene un modelo de suscripción de 29,99 dólares al año o 3,99 dólares al mes.