Elgato Thunderbolt 3 Pro Dock, análisis: un gran poder de conectividad conlleva un precio elevado

Con la llegada de equipos Mac portátiles cada vez más delgados, los usuarios han tenido que renunciar a determinadas cosas. Como los conectores y puertos. Aunque existen en el mercado opciones que los devuelven, pocas hay como el Thunderbolt 3 Pro Dock de Elgato. Este accesorio nos devuelve un gran poder de conectividad a nuestros equipos, pero lo hace bajo un precio elevado.

Las últimas generaciones de Mac portátiles prescinden de gran parte de los puertos y conexiones externas en favor del USB-C y las conexiones inalámbricas. Esto puede ser una liberación para algunos tipos de usuarios, especialmente porque a cambio tienes un equipo más delgado, ligero y transportable.

Pero hay otros tipos de usuarios que necesitan un equipo Mac portátil y además montones de oportunidades de conexión. Es a este tipo de usuario al que apela el Thunderbolt 3 Pro Dock de Elgato, porque en este accesorio te encontrarás con (casi) todo lo que vayas a necesitar.

Este hub es bastante compacto para todas las conexiones y puertos que tiene. Eso sí, su peso de casi 400 gramos llama la atención, aunque podría ser aún mayor si Elgato hubiera decidido integrar su transformador de corriente en el mismo accesorio. Está compuesto, por tanto, de dos partes independientes: el hub y la “petaca” de corriente.

Como resultado de estas dimensiones y peso, el dock de Elgato está pensado para puestos de trabajo fijos que necesitan conectar monitores, almacenamiento externo y accesorios con frecuencia, al mismo tiempo que se dispone de un equipo para trabajar en remoto.

La gran ventaja es que puedes dejar todos tus accesorios y monitores externos conectados al hub. Y cuando los necesites, conectar el cable “maestro” a tu Mac para que todo esté a tu disposición automáticamente. Elgato tiene además una utilidad que nos ayuda a expulsar todos los sistemas conectados al dock de golpe y sin tener que ir de uno en uno.

En cuanto a velocidades, los puertos Thunderbolt 3 van a 40Gbps; los USB-C normales van a 10Gbps; y los USB-A van a 5Gbps. Velocidades suficientes para transmitir datos a alta velocidad y soportar hasta dos monitores externos a 4K y 60Hz.

El único puerto que sí echamos de menos es el HDMI directo. El DisplayPort soporta HDMI 1.4b aunque es necesario un adaptador.

El Thunderbolt 3 Pro Dock es un accesorio bastante completo. Con buen diseño, conexiones de casi cualquier tipo y en abundancia, pensado para estar situado en un lugar fijo en el que enchufar nuestro Mac y ponernos a trabajar con multitud de periféricos.

Sin embargo, este gran poder de conexión conlleva un precio elevado. Su precio recomendado es de 349 euros, del que cada usuario que busque un dock deberá considerar si merece la pena o le iría mejor con un hub con menos conexiones y precio menor.

Dónde comprar | Thunderbolt 3 Pro Dock de Elgato, 349 euros en Amazon.