Hay un ajuste en nuestro iPhone para acelerar (o ralentizar) la velocidad de internet mediante los datos móviles

Cuando estamos fuera del alcance de una red Wi-Fi, nuestro iPhone usa los datos móviles para seguir accediendo a internet. La velocidad de esta conexión depende mucho de nuestra ubicación, de la cobertura y de demás factores, pero además, nosotros podemos ajustar nuestro iPhone para acelerar o ralentizar la velocidad de conexión.

Con el iPhone 12 llegaron los iPhone con conexión a las redes 5G. Estas redes nos dan un aumento considerable de velocidad, pero también representan una presión mayor para nuestra batería. En ese equilibrio es donde se encuentran los ajustes de conexión de datos móviles que nos interesan. Modificarlos es tan fácil como seguir estos pasos:

Aquí tenemos tres opciones: 5G activado, 5G automático y 4G. La primera, la del 5G activado, hará que nuestro iPhone utilice, siempre que esté disponible, la conexión 5G. Ello puede suponer un mayor consumo de batería según el uso que demos a la conexión, pero garantizará la mayor velocidad posible.

La opción de 5G automático utilizará la red 5G, siempre que ello no represente un consumo de batería significativo para el iPhone. Este es el ajuste predefinido, y el que nos permite disfrutar de la máxima velocidad y de la máxima autonomía de forma simultánea.

Por último encontramos la opción 4G que, como su nombre indica, hará uso de la red de comunicación de la generación anterior para todas las conexiones. La velocidad será menor, sí, pero también lo será el consumo de la batería. Un ajuste, por lo tanto, interesante en algunas ocasiones.

Ante la duda, la mejor opción es la del 5G automático, pues es el ajuste más equilibrado. Aunque, si la situación lo requiere o nuestras preferencias de uso apuntan a más velocidad o más batería, o incluso para configurar nuestro iPhone para conservar al máximo los datos móviles, tenemos en nuestras manos los ajustes necesarios para que nuestro iPhone actúe exactamente como prefiramos.