Cómo crear una prueba auditiva para calibrar los AirPods a tu experiencia de sonido

Aunque a veces no le demos la importancia que merece, la salud de nuestros oídos es esencial en nuestra vida. Desde comunicarnos a entretenernos, resulta imposible pensar un momento del día en que este sentido no esté involucrado por activa o por pasiva. El iPhone puede ayudarnos a controlar la salud de nuestros oídos, permitiéndonos incluso hacer una prueba auditiva e integrarla en nuestro perfil.

Se trata de un ajuste que puede cambiar enormemente nuestra experiencia de audio en el iPhone y demás dispositivos de Apple. Veamos cómo conseguirlo.

Una prueba auditiva nos permite saber cómo de bien escuchamos por nuestros oídos. Y, en caso de tener pérdida, cómo es de grave. En general, si se tiene dificultad para escuchar lo que dicen otras personas, se les pide que repitan con frecuencia o se sube el volumen de la televisión o música, es muy posible que ese problema sea real.

En el iPhone podemos hacer una prueba auditiva a través de una app de terceros, que después podremos importar a nuestro perfil de Salud. Para ello, utilizaremos Mimi Hearing Test, que es completamente gratuita y tiene una interfaz muy conseguida. Nos permitirá hacernos esta prueba de audición desde el iPhone con uno de estos auriculares soportados:

Los AirPods 3 de momento no están soportados. Deberás realizar la prueba de umbral puro, que requiere hacerte el test en un entorno lo más silencioso posible. Lo bueno es que la propia app te ayuda a determinar si hay suficiente silencio a tu alrededor antes de empezar. Con todo listo, durante el test se te presentará una interfaz con un gran botón.

La prueba auditiva empieza primero en el oído derecho. La app reproducirá unos pitidos en diferentes frecuencias y duraciones. Lo único que tienes que hacer es pulsar el gran botón cuando lo oigas y soltarlo cuando dejes de oírlo. Una vez completado, verás un audiograma con el resultado de ambos oídos.

Además, verás una indicación de tu grado de pérdida de audición. Siempre y cuando esté entre los límites, tu capacidad será la normal.

Con estos resultados en la mano, podemos tomar dos caminos. El más rápido es exportar la prueba de audio al formato PDF. Así podremos acudir a nuestro médico y mostrarle el resultado del test auditivo y considerar hacernos más pruebas si fuera necesario.

Para integrar los resultados en Salud, necesitaremos darnos de alta con un perfil de Mimi. Cuando lo tengamos completado, podremos ir a los ajustes y conectarnos con Salud. Basta con darle permiso para que actualice la sección de audiograma de nuestro perfil.

Como vemos en la captura, la app tan solo pide acceso a esta sección y no a todo nuestro perfil de Salud. Un buen punto para mantener nuestra privacidad protegida.

Ahora viene el paso más interesante. Para ajustar el audio a nuestra prueba de audición debemos seguir estos pasos:

Verás una breve explicación de dónde se aplicarán los cambios. También podremos elegir un audiograma con la fecha más reciente para realizar el ajuste. Y por último, podremos escuchar una pista de audio con el ajuste personalizado o normal.

Como vemos, este ajuste está “escondido” en los ajustes de accesibilidad. Aunque dado el interés de Apple por la audición, puede que veamos funciones más avanzadas en el futuro. Lo que tenemos ahora mismo es una función de lo más interesante, que puede cambiar completamente nuestra forma de escuchar música y ver películas o series.