Clic sí, pero sin apretar: un simple ajuste del trackpad de nuestro Mac para reducir la fatiga tras horas frente al ordenador

Tras horas y horas delante del Mac la fuerza, aunque sea poca, de apretar el trackpad para hacer clic puede acabar cansando. Eso, día tras día, tiene un efecto acumulativo que, afortunadamente, podemos resolver con solo un ajuste.

El Trackpad de nuestros Mac es sensible a la presión. Hay varios grados de presión, el simple deslizarnos por la pantalla o tocarla, sin apretar, el clic suave y el clic fuerte. De forma predeterminada para hacer clic debemos utilizar el clic intermedio, es decir, presionar ligeramente el Trackpad.

Esta configuración está pensada para evitar que hagamos clic en algo sin querer, pero también puede llevarnos a cierta fatiga tras horas haciendo clic en el ordenador. Con esto en mente Apple nos ofrece la opción de Tocar para hacer clic, con lo que haremos clic sin tener que apretar el Trackpad, igual que haríamos en nuestro iPhone o iPad.

Activar esta opción es de lo más sencillo. Los pasos a seguir son los siguientes:

A partir de ahora un solo toque en el trackpad, igual que en la pantalla del iPhone o el iPad, se interpretará como un clic, por lo que no necesitaremos apretar con más fuerza a no ser que estemos queriendo arrastrar un elemento, por ejemplo.

Está claro que cada uno tenemos una forma diferente de utilizar nuestro Mac. Hay cuestiones, como el uso del trackpad, ratón, botones y demás que son muy personales, pero, seguramente, especialmente si pasamos 10 horas delante del Mac, agradeceremos no tener que presionar con fuerza para hacer clic.

Imagen | Workperch