Así podemos forzar la salida de una app en nuestro Mac

Si bien no es común, a veces alguna app de nuestro Mac pude dejar de responder o no hacerlo adecuadamente. Ante esta circunstancia tenemos varios recursos que podemos utilizar para remediar la situación, y uno de ellos es forzar la salida de la aplicación.

Tengamos en cuenta que forzar la salida de la aplicación suele implicar que los cambios que no hubiéramos guardado se pierdan, aunque estos estén en iCloud Drive. Por ello, antes de optar por esta solución, es interesante que probemos a activar el reposo del Mac y luego volver a despertarlo para ver si es suficiente para arreglar el funcionamiento de la app.

Si esto no funciona, lo mejor que podemos hacer es tratar de guardar el trabajo que tengamos a medias o simplemente esperar unos minutos por si la situación se resuelve sola. Si no tenemos información sin guardar o nada de esto funciona debemos recurrir a forzar el cierre de la aplicación, lo haremos así:

Fijémonos si al lado de la app, en rojo, aparece “(No responde)”. De no ser así, todavía quedan esperanzas de una posible recuperación, por lo que deberíamos darle un tiempo a la app si tenemos trabajo a medias con riesgo de perder.

Tras forzar la salida de la app hemos de poder abrirla y que esta funcione adecuadamente. Si no lo siguiente que deberíamos hacer, tras guardar otros trabajos en curso, es reiniciar nuestro Mac. Con ello conseguiremos que todos los procesos, incluso los no directamente relacionados con la aplicación, vuelvan a comenzar, arreglando cualquier fallo.

Gracias a la posibilidad de forzar la salida, que usaremos siempre como último recurso, nos aseguraremos de que ninguna aplicación quede inutilizable. Con la debida precaución de guardar los trabajos en curso, este es un recurso de lo más útil para algunas circunstancias.

Imagen | Roberto Cortese