Así podemos cambiar el color del cursor del ratón de nuestro Mac para darle un toque personal

De forma predeterminada el cursor del ratón de nuestro Mac es de color negro con un reborde en color blanco. Un diseño elegante que lleva muchos años con nosotros. Un diseño, sin embargo, que podemos querer cambiar en algún momento. Afortunadamente, nuestro Mac, con macOS Monterey, nos ofrece las opciones para hacerlo.

Son varios los motivos que pueden llevarnos a cambiar el color del cursor del ratón de nuestro Mac. El más importante es poder encontrar el ratón de forma fácil y rápida. Ya sea por alguna dificultad visual o porque solemos utilizar cierta app con un esquema de colores peculiar, poder cambiar el color de nuestro cursor facilitará que lo encontremos rápidamente.

De forma similar, podemos querer cambiarlo para utilizarlo durante una presentación, para que, como un puntero láser, nos permita marcar de forma visual el contenido de la pantalla de mientras explicamos el tema. Sea cual sea le motivo que nos lleve a ello los pasos para cambiar el color de nuestro ratón son muy simples, concretamente estos:

Nada más. Veremos que instantáneamente nuestro cursor cambia de color. Fijémonos, además, que podemos modificar el Tamaño del puntero, para hacerlo más grande de lo habitual. Fijémonos, también, en el botón Restablecer que nos permitirá volver a los colores habituales de nuestro cursor.

Más allá de gustos estéticos lo cierto es que poder modificar el color de nuestro cursor es de lo más interesante. Hacer que este importante elemento destaque de la pantalla al primer vistazo tiene aplicaciones muy útiles en más de una circunstancia. Y todo tan fácil como acceder a Preferencias del Sistema.